Acne1Es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel que afecta directamente a las unidades pilosebáceas (folículo piloso y glándulas sebáceas) y se  caracterizada por la formación de comedones, pápulas, pústulas, nódulos y cicatrices, que aparecen principalmente en el rostro, cuello, espalda,  escote y hombros. 

Aunque no es una amenaza grave para la salud, si no es tratada a tiempo y por especialistas en dermatología, puede dejar cicatrices, tanto físicas como sicológicas, pues su aparición excesiva puede afectar la calidad de vida de una persona.

Hay distintos tipos de acné y según indicación, junto con el tratamiento médico se utilizan tratamientos abrasivos químicos (sustancias diversas) y/o mecánicos, que permiten una exfoliación más o menos profunda, según sea el caso. Con esto, la piel se desinflama, disminuyen los comedones (puntos negros) y se acorta y optimiza el tratamiento médico. Incluso se pueden utilizar ciertos tipos de láser.

Para el tratamiento de las cicatrices del acné una muy buena opción es el láser Aton, el láser fraccional más pequeño del mundo que mejorar la calidad de la piel, disminuyendo el tamaño de los poros y mejorando la textura de la piel.

logo-blanco