La dermatología pediátrica considera el diagnóstico y tratamiento de enfermedades de la piel de los niños desde su nacimiento. Hay que considerar que muchas de las patologías se presentan de manera diferente en los recién nacidos que en los niños mayores, quienes tienen más riesgo de toxicidad por sustancias aplicadas en su piel.

La piel de los niños es muy delicada y muchas veces puede presentar irritaciones, alergias o trastornos tales como: dermatitis seborreica, dermatitis atópica, alteración de barrera cutánea, alteraciones de la pigmentación e hipopigmentaciones, entre otros.

logo-blanco