CallipersEs sabido que las personas con sobrepeso y obesidad tienen mayor riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y diabetes. La manera tradicional de hacer este diagnóstico es a través del índice de masa corporal, IMC, que es una relación entre el peso y la talla del individuo, el cual se ha asociado a la grasa corporal.

Sin embargo, se ha observado en algunas poblaciones -especialmente en mujeres- que a pesar de tener un IMC en rangos normales, es decir, una proporción adecuada entre peso y talla; tienen la misma cantidad de grasa corporal que personas con exceso de peso, por lo que, a pesar de tener una apariencia normal, tienen un mayor riesgo cardiovascular debido a la cantidad de grasa corporal en su organismo, convirtiéndose esta condición en una bomba de tiempo para su salud.

Hoy existen formas más precisas de medir la grasa corporal. La más rápida es la impedanciometría, donde la cantidad de adiposidad en el organismo es estimada por diferencias en la conducción eléctrica.           

logo-blanco